/jornades-dempresa-els-objectius-en-una-empresa/media/DIMARTS-TARDA-16-de-30.jpg

Jornades d'empresa: Els objectius en una empresa

Las jornadas de empresa se iniciaron con un amigable agradecimiento y ánimos por parte del director de la escuela, dándonos un mensaje de apoyo y ayuda para seguir adelante con nuestros estudios. A continuación de esta breve introducción, se inició la primera conferencia de estos 4 días, “ Los Objetivos en una Empresa  realizada por Ignasi Cura, adjunto a dirección de UCOC. El principal planteamiento que nos propuso fue, ¿Por qué fracasan los objetivos que nos proponemos a lo largo de nuestra vida? La propuesta de objetivos es un aspecto muy sencillo de plantearse, nos genera ilusión, entusiasmo, alegría, pero hay un porcentaje de estos objetivos que se vienen abajo por el simple hecho de no saber gestionarlos correctamente, ya que nos creemos que los objetivos fracasan en el mismo momento en que nos los planteamos.

El objetivo de la conferencia se centraba en enseñarnos que no debemos invertir todos nuestros esfuerzos tanto físicos como económicos, si percibimos que en el repaso de nuestros objetivos nos falta algún aspecto a concretar, y menos aún si desconocemos por completo el ámbito en el que nos vamos a mover. Antes de todo, antes de plantearnos nuestros objetivos, debemos definir un camino fijo, una misión, qué es lo que estamos realizando, quiénes somos en realidad y qué queremos aportar a este mundo con nuestro negocio, y una visión, es decir, donde queremos vernos dentro de unos años. A través de dicho planteamiento, deberemos destacar en qué ámbito empresarial nos vamos a mover; ¿Seremos los más baratos con una calidad aceptable como Renault? ¿Seremos baratos pero con calidad como Mercadona? Todas estas cuestiones deberemos planteárnoslas antes de definir exactamente nuestro negocio y nuestro objetivo. Todos sabemos hoy en día que no todas las empresas tienen como finalidad el conseguir el mayor número de ganancias posible. “ El Celler de Can Roca   es un ejemplo bien claro de la famosa frase Querer no es Poder. Dicho establecimiento no buscaba el dinero, la fama… buscaba el transmitir sus sentimientos a sus clientes a través de su trabajo, de su pasión. Pero se vio con el reconocimiento de su establecimiento gracias a su pasión por su trabajo, por su conocimiento exacto del mercado en el que se movían, de su público, de sus productos, etc. Con todas esas ideas claras, se plantearon unas misiones a cumplir, unos objetivos que conseguir, un viaje largo pero manejable si se plantea con tiempo y delicadeza. Debemos tener en cuenta en todo momento que nuestros objetivos deben ser realistas y ambiciosos, pero a la vez concretos e integrados (dirigiendo a todo el personal hacia una dirección concreta, hacia unos objetivos, haciendo que todos los departamentos se integren y eviten las discusiones para así conseguir los objetivos planteados y conseguir un destino en común). Nuestros objetivos debemos tenerlos siempre presentes, para enfocar todos nuestros esfuerzos del día a día para conseguir aquello que nos planteamos. Por lo tanto, en el momento en que tenemos claro lo que queremos, en el momento en que lo conocemos todo acerca del ámbito en el que nos vamos a mover y tenemos clarísimo lo que queremos realizar, ese es el momento en el que debemos plantearnos nuestros objetivos a cumplir, ya que toda misión es un asunto vocacional. Y tú, ¿Qué objetivos vas a cumplir?  Lídia Fornell CFGS Marqueting y Gestión Comercial