OBRES GUANYADORES DEL CONCURS LITERARI 2015-2016

Guanyador concurs literari (narració):

Gerard Martínez -1Bat3

 

La piedra del destino.

 

El gélido viento le acarició los cabellos, en su mano sostenía aquella maldita piedra. Tan bonita y cara, sabía dentro de ella albergaba el tesoro más preciado que un hombre puede poseer. Y él iba a usarla como moneda de cambio.

-Vamos, ¡entrégamela! Gritó el terrible hombre de tez pálida cuyo pelo y ojos lucían de un ojo ardiente.

Ambos se hallaban en un páramo helado, lejos de cualquier forma y lugar, blanco hasta donde alcanzaba la vista.

El hombre observó la bonita piedra una vez más, evocando memorias y recuerdos del pasado. En cómo había llegado a esta situación.

Pensó en los verdes bosques de  Siempre Primavera, su hogar, el olor a pan recién hecho, en su amada y,  por supuesto, en su hija. ”Oh, Laura. Te echo tanto de menos…”

De pronto, sus recuerdos se tornaron oscuros. Vio a su esposa tendida en el césped, Laura, que había tratado de esconderse sin mucho éxito, se hallaba sobre un charco carmesí debajo de su cama.

Aquellos malditos salvajes habían atravesado la cama con sus espadas.

-No tengo todo el día ¿Sabes? Entrégame la piedra y sacaré a tu familia de las frías garras de la muerte.  Dijo el terrible ser.

De sus mejillas brotaron lágrimas, apretó la piedra que su alma albergaba y, finalmente se la dio.

-Entonces está hecho. Dijo con una fría sonrisa.

El ser de profunda vileza formuló un conjuro prohibido. La nieve se tornó tormenta y el hombre cayó presa de una tremenda aflicción.

Cuando el dolor menguó, abrió los ojos. Ya no se encontraba en aquel infierno helado. Un mar de sensaciones que ya creía olvidadas volvieron impactándole en todos sus sentidos.

El inconfundible sonido del viento silbando entre los árboles, el olor del delicioso pastel de su esposa.  Se encontraba en su cama, no podía creerlo. Su hija estaba jugando en el jardín. Las lágrimas volvieron a empapar sus mejillas, lloró sin consuelo, pues sabía el precio que había tenido que pagar para volver a tener todo aquello. Parecía tan real…

Se dispuso a salir de la habitación, tocó el marco de la puerta con cierto recelo antes de cruzarla, bajó con cuidado las escaleras hasta llegar a la cocina. El cálido sol le cegó brevemente, sin embargo pudo ver una silueta femenina que le resultaba familiar.

-¿Querida? Preguntó.

La silueta se giró hacia el hombre y con una sonrisa asintió mientras alzaba los brazos esperando un abrazo. Él se apresuró a sentir de nuevo el calor de su amada, había ansiado volver a oler su perfume demasiados años.

Sin embargo la felicidad duró poco. El abrazo fue un fracaso, atravesó su cuerpo y cayó al suelo con expresión de horror en su rostro. No daba crédito a lo que acababa de pasar, volvió a levantarse, convencido de que había sorteado a su esposa, e intentó tocar su mejilla con extrema ternura. Su mano, temblorosa, no conseguía sentir su rostro, no notaba su calor ni la suavidad que, tal y como recordaba, tenían sus mejillas.  Una vez se dio cuenta del engaño maldijo con el corazón lleno de rabia y, resignado, intentó volver a su cama esperando que fuera todo un mal sueño.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Guanyadora concurs literari (poesia)

Belén Duarte -1Bat2

 

LA FE

 

¿Quién eres? Una utopía,

una sinfonía en el silencio

o un soplo de equilibrio

en medio del caos

de mi tormento

 

Quien fuera tu alma o tu sufrimiento,

para saber que sientes

en cada momento,

siendo yo un simple pensamiento

de tan grandioso sentimiento

 

Yo sin esperanza ni remedio,

tú con firmeza y temperamento

sin rumbo donde huir

tú con la fe me ayudas a vivir

donde tú corazón me guía al latir

 

Con cada una de tus palabras

cuan alabanzas para mi alma

con cada nota de fe

me enseñas a creer

la convicción de lo que espero.

Procesando la petición. ¡Espera, por favor!