Conferència sobre la droga


 

A lo largo de la mañana del pasado lunes, día 26 de noviembre, los alumnos de 1º de Bachillerato asistieron a una charla sobre “Prevención de la Drogadicción”, impartida por la Policía Autonómica del Distrito.

El interés era fundamentalmente formativo y también informativo. Los dos agentes de los Mossos d´Esquadra explicaron con claridad los muchos peligros que conlleva el consumo de sustancias nocivas, como son todas las drogas. Asimismo conceptos como “sobredosis”, que no se refiere a la cantidad, sino a la calidad, a la pureza de la droga que un organismo humano no puede tolerar en un momento dado, produciéndole la muerte.

También se distinguió entre drogas legales e ilegales. En el primer caso se trataba del tabaco, el alcohol y los medicamentos que, en muchos casos son sustancias que están entre nosotros desde hace muchos años y que tienen unas implicaciones sociales y económicas muy grandes. En cuanto a los medicamentos, muchos de ellos drogas, quedó muy claro que se han de consumir solamente bajo control médico.

En cuanto a las sustancias ilegales, quedó patente que son muy dañinas para el ser humano por su manipulación química y su adulteración, a pesar de que sean plantas naturales como la coca. Se evidenció que la coca, por ejemplo, si se consume de manera natural (la hoja en una infusión) y con moderación no hace daño, pues ingieres unas cantidades mínimas. Lo que la hace peligrosa es su posterior manipulación y adulteración química (las rayas).

Se habló asimismo de las sanciones por la tenencia de drogas y por su consumo particular. Estas sanciones son administrativas con el pago de una multa que puede ir de 300 a 30.000€ y, penales que, conllevan una multa y hasta la prisión. Estas multas son impuestas por la Subdelegación del Gobierno, por lo que siempre se pagan dado el poder de embargarte tus bienes para cobrar que tiene la Administración Pública.

La diferencia de cuantía reside en que no es lo mismo que te “pille” Los Mossos d¨Esquadra en El Tibidabo, solo, fumando un porro, que estar a la puerta de un Colegio de Primaria incitando a los niños y niñas de 10 años a consumir droga, sirva de ejemplo.

En otro orden de cosas se habló del control que se ha de tener en bares, restaurantes y otros establecimientos, que tienen prohibido vender tabaco y alcohol a los menores de edad. Este es otro tema que la Administración controla por su peligrosidad para los menores de edad.